¿Qué ocurrirá con mi trabajo de verano o mi trabajo después de graduarme?

Los bancos, los fondos y el mundo corporativo en general están atravesando el mismo ciclo: 1) realizar un plan de contingencia para asegurar la supervivencia tras el COVID19 2) realizar la mejor estimación posible sobre cómo quedará la economía y el mercado después de la crisis y 3) diseñar un plan de acción para después del confinamiento. Esto puede resultar estresante para el estudiante que está en conversaciones avanzadas, que estaba avanzando en el proceso de entrevistas o incluso, cuando haya recibido una oferta, ya que la comunicación puede ser menos fluida con el punto de contacto en la empresa.

Lo primero que hay que hacer, y lo más difícil, es no perder la calma ni tratar de llamar todos los días a tu potencial empleador. En su lugar, desde Breaking into Finance te sugerimos que tengas el siguiente árbol de decisión a mano y, cuando decidas llamar o contactar a tu empleador, que lo hagas de una manera calmada y profesional:

  • Si tienes una oferta y has confirmado después del inicio del confinamiento que sigue en pie, y comenzarás a trabajar en el verano o luego de él, no tienes más que hacer que prepararte de la mejor manera para empezar a trabajar y ser productiv@ al máximo.
  • Si tienes una oferta y aún no la has confirmado después del inicio del confinamiento, contacta con tu persona de contacto en la compañía. Ya sea alguien en Recursos humanos, tu futuro jefe o un futuro colega, aprovecha la ocasión para recibir información sobre lo que están haciendo en la compañía en este momento y cómo es la visión corporativa sobre la crisis. Sugerimos que envíes un e-mail corto y profesional (envíalo de lunes a viernes, en horario de trabajo, para evitar caer en el correo que se acumula en la noche o los fines de semana), en el que sugieras un llamado telefónico en los próximos días. Cuando contactes, ten preparadas pocas preguntas, y muéstrate tranquilo; de esta manera verán al profesional que eres, no perderás tu tiempo ni el de ellos al tener un guion y un objetivo para esta llamada.
  • Tu oferta fue cancelada o puesta en suspenso: es una situación mala, pero no tiene sentido cargarte culpas ni darle muchas vueltas. Sugerimos que uses esta situación para tartar de hablar con tu potencial jefe o potenciales colegas, ya que puede ser un momento en que, dado que se apenan porque la crisis te haya dejado sin tu merecido trabajo de verano o trabajo a tiempo completo, estarán más inclinados a ayudarte, sugerirte planes de acción alternativos, más ideas para avanzar en tu carrera y hasta competidores que sí estarían en disposición de incluirte en su proceso de selección.
  • Estás en un proceso avanzado, pero se ha frenado: al igual que si ya tenías una oferta en mano, sugerimos que te dirijas en un modo profesional a tu persona de contacto y trates de recabar información sobre la evolución de la compañía y tener la información posible sobre cuándo se reanudará el proceso de selección. Siempre es mejor enviar un e-mail corto y profesional, sugiriendo hablar por teléfono en los siguientes días.
  • Si ya has hablado y te han dicho que el proceso está en pausa hasta que haya más claridad, aprovecha la información que te haya dado RRHH o el equipo con el que trabajarías para mejorar tu candidatura o tu perfil profesional (puede que te hayan indicado puntos de mejora) o para tus esfuerzos generales de búsqueda (como información sobre el mercado u otros jugadores).

El curso de acción es similar para la mayoría de las opciones. Esto porque en el mundo financiero siempre es recomendable jugar la opción segura y profesional, y mostrarse calmo y sin ansias, pero a la vez interesado por trabajar con ellos. Pronto publicaremos más consejos de Breaking into Finance para no parar nunca de fortalecer tu perfil de candidato.

Entradas recomendadas